La web del pintor Gregorio Reales Chiné
Back to top

Sicilia V: Barroco siciliano en Ragusa.

Gregorio Reales / Europa, cuadernos de viaje  / Sicilia V: Barroco siciliano en Ragusa.
013 Ragusa, catedral

Sicilia V: Barroco siciliano en Ragusa.

8/06/2017 jueves por la mañana.

Desde el llano de los valles de San Leonardo y Santa Doménica, entre huertos y olivos, el autobús trepa los 300 metros de curvas de la colina para alcanzar Ragusa, que se desparrama entre tejados palaciegos y cúpulas de iglesias.

Ragusa fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Bella y luminosa, su piedra clara domina las fachadas de barroco tardío que se distribuyen por una ciudad de calles pendientes y escaleras que en ángulos sucesivos van salvando la altura.

En su origen, tras un breve dominio cartaginés, fue administrada por romanos y bizantinos. Los sarracenos la ocuparon alrededor de dos siglos entre el IX y XI, cuando fue conquistada por los normandos.

Un  terremoto en 1693 asoló la ciudad, en la que murieron alrededor de 5000 personas. La ciudad fue reconstruida entonces, y de esa época datan sus muchos edificios de ese barroco tardío conocido como siciliano y que corresponde a la época de dominio borbónico.

La catedral o duomo de San Giorgio, tiene una presencia imponente, en plena pendiente y con una soberbia escalinata reservada para el acceso de personas muy principales. Los turistas, como el resto de ciudadanos accedemos por un lateral. Tiene una bella fachada convexa sobre columnas corintias.

Esta catedral de San Giorgio es la que he dibujado con rotulador y acuarelado para ilustrar la imagen de cabecera. Recrea el ambiente turístico que circula por la plaza.

Dedicamos la mañana a recorrer la ciudad, salvando sin pereza las escalinatas para alcanzar la parte más elevada desde donde la ciudad se va descolgando en inspiradoras imágenes que requerirían una estancia más prolongada para satisfacer el ansia de un dibujante casi empedernido.  Nos acompañan unos imprevistos amigos de viaje de Madrid, Pepe y Coro, con los que nos comunicamos muy bien y que muy condescendientes propiciaban paradas para que pudiera tomar algún dibujo en mi cuaderno. Y para tomar, de paso, alguna cerveza, que es lo que hicimos en la parte inferior de la ciudad tras visitar el jardín Ibleo con tres iglesias en su interior.

014 Ragusa, entrada parque IbleoEn la terraza de un pequeño bar, en la acera en pendiente frente a ese parque, hicimos una parada de descanso previa a la comida. A ese rato corresponde el dibujo, a la izquierda del texto, (pinchar para aumntar)  con la entrada al jardín y la torre de una de sus iglesias.

Finalmente, confieso que un atractivo añadido para mí, de Ragusa, era el encuentro con esos pequeños mitos de paisajes  literarios o cinematográficos. Buena parte de la serie del comisario Montalbano que emitió la TV2 está rodada en Ragusa, y en la ficción del autor de las novelas, Andrea Camilleri, siciliano, la llama Vigata.

Comida en un restaurante del entorno del Duomo y salimos hacia Noto. Allí nos encontraremos.

No hay comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR