La web del pintor Gregorio Reales Chiné
Back to top

Zaragoza, cuaderno urbano II – “Días de lluvia”

Gregorio Reales / Zaragoza, cuaderno urbano  / Zaragoza, cuaderno urbano II – “Días de lluvia”
Zaragoza 002 calle Alfonso I - fragmento

Zaragoza, cuaderno urbano II – “Días de lluvia”

“Dios está en su palacio de cristal, quiero decir que llueve, Platero”, escribió el poeta Juan Ramón Jiménez.

En Zaragoza, la lluvia es poco frecuente. Este fin de semana nos ha visitado. Un proverbio japonés, aunque su mensaje es más profundo de intención, literalmente dice: “El viento no sabe leer, por eso arranca las flores”. Y se lleva las nubes, podríamos añadir nosotros. Esa falta de costumbre a la lluvia, a menudo nos incomoda y  suele sorprendernos sin paraguas, lo que probablemente no nos ocurriría si viviéramos en Irlanda.

A mí, no me disgustaría que en cantidades razonables lloviera más a menudo. En Macondo, escribe García Márquez en “Cien años de soledad”, llovió cuatro años, once meses y dos días. Eso, parece demasiado, pero un poco de lluvia humedece el ambiente, riega los campos, ilumina los verdes, y cuando ha terminado, todo adquiere una luz nueva, los reflejos en los charcos suavizan la dureza del suelo y los paraguas y chubasqueros han dado un toque de color a los grises invernales.

En la literatura, los poemas, la pintura y la música, hay cierta tendencia a la imagen melancólica, nostálgica, un poco triste incluso, respecto a la lluvia. Lo propicia la luz blanda, apagada y confusa en los campos y que desdibuja los contornos y los volúmenes  en la ciudad. Pero sin duda, como muchas cosas en la vida, depende de los estados de ánimo y por eso, no siempre es así.

En la película “Cantando bajo la lluvia”, Gene Kelly, desborda alegría, chapotea en los charcos, abre y cierra el paraguas, se abraza a las farolas, salta subiendo y bajando por la acera y sobre todo, canta y baila en ese número musical difícilmente superable. Es verdad que se ha enamorado  de Debbie Reynolds, y el amor, sobre todo en su estadio inicial, justifica el alborotado despliegue de energía y felicidad. Hasta el guardia en la calle lo mira atento, perplejo, presto a intervenir. Kelly, como un niño, templa su comportamiento al sentirse controlado por la autoridad y reanuda un paso musical más suave y templado hasta perderse en la noche con el final de la melodía y de la lluvia.

Y es que a los niños, como a Kelly enamorado, también les gusta la lluvia. No tienen sus vidas, todavía, historial para la nostalgia. El poeta, también en “Platero y yo”, lo razona así: “El agua debe ser tan alegre como el sol, mira si no, cual corren felices los niños…” y sigue hablando a Platero: “Llueve. Hoy nos vamos al campo. Es día de contemplaciones”.

Yo, que me dejo arrastrar, pintando, por el color, no acostumbro a representar  escenas con lluvia. Mis gustos en color son vivos, audaces, me gustan los expresionistas, los fovistas y los impresionistas. Al pasar por la calle Alfonso, después de la lluvia, rebusqué en mis archivos una Zaragoza con agua, y localicé la imagen asignada a la cabecera. Es el fragmento de la calle más bien cuando la lluvia ha cesado, cuando algunas personas aún circulan con el paraguas abierto,  los paseantes se detienen en los escaparates, en el suelo húmedo se reflejan colores y la fachada del Pilar se desdibuja al fondo entre una atmósfera todavía húmeda.

Esa acuarela, íntegra, se exhibió en la exposición de la Caja Rural de Teruel en el año 2007. La propia entidad se reservó entonces la pintura. Ignoro cuál ha sido su destino. Apareció en imagen de pantalla, unos segundos,  en el programa “Borradores” de Aragón TV, que dedicó unos breves minutos a la muestra.

Dejó de llover. Hasta la vista. Si sigues abriendo mi blog nos encontraremos en algún punto de mis cuadernos, en Zaragoza o en cualquier otro lugar.

 

 

 

No hay comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR